COMIENZA LA 36 FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE VIÑA DEL MAR.

Hoy, sábado 6 de enero, a las 18.30 hrs., se inaugura la 36 Feria Internacional del Libro de Viña del Mar, que funcionará hasta el 25 del mismo mes, en el local del Liceo Bicentenario, Avda. Libertad con 2 Norte.
El Círculo de Escritores de la Va. Región, que preside el escritor Jorge Cepeda González, al igual que en versiones anteriores, participará con siete presentaciones de libros de sus socios y de la Revista del Círculo, en las siguientes fechas:
Miércoles 10 de enero.
“Por amor al arte”, de Gabriel Gálvez.
“Entre sombras y Caídas”, del Grupo Literario Gerontes.
“El sonido de las trompetas”, de Alvaro Medina.
Jueves 11 de enero.
Revista del Círculo.
Miércoles 17 de enero.
“Cuentos de Invierno”, de María L. García-Tello.
“Oficios: Reflejos epigramáticos”, de Miranda Gandi.
Miércoles 24 de enero.
“Dame tiempo”, de Eduardo Osorio.
“Abandonancia o una mujer imperfecta”, de Vilma Orrego.
Invitamos a todos los socios a participar y a acompañarnos en el Stand Nº 56.

La imagen puede contener: texto
Me gustaMostrar más reacciones

Comentar

Anuncios

Finalista en Concursos Literarios organizados por “El Muro del Escritor”

Los cuentos El árbol”; “Horacio” y “Muerte bajo la lluvia”, del escritor Jorge Cepeda, resultaron finalistas durante el año 2017 en concursos literarios organizados por “El Muro del Escritor” y han sido publicados en España, en libros de recopilación bajo los títulos “Memoria, “En defensa propia” y “Fantasmas y Quimeras”, respectivamente.

 

 

elmuro-slide

 

MEMORIA (OTOÑO EN EL MURO)

EN DEFENSA PROPIA (NUESTROS MAYORES)

FANTASMAS Y QUIMEROS (QUERIDOS FANTASMAS)

Inquietud

-Hace rato que te siento dar vueltas en la cama. ¿Qué te pasa, te sientes mal?

-No, es la inquietud que no me deja tranquilo; me ha robado el sueño. No sé qué hacer.

-Enciende la lámpara y no sigas en silencio. La inquietud es enemiga de la luz y del sonido. ¡Háblame!

Árbol

El árbol creció hermoso, fuerte y gigante y sus amigos del bosque le envidiaban. Era el único que hablaba directamente con las nubes, mientras ellos solo murmuraban con los musgos y las enredaderas a ras del suelo.

Un día llegaron los taladores y lo tumbaron, mientras las motosierras entonaban su macabro cántico de muerte.